España se juega 5.700 millones en pleitos mundiales por las energías renovables

España se juega 5.700 millones en pleitos mundiales por las energías renovables

Según publica el diario Expansión, las reclamaciones que las empresas de renovables mantienen en los organismos internacionales de arbitraje contra el Gobierno español por la reforma energética suman cifras multimillonarias, alcanzando ya los 5.700 millones de euros en 32 pleitos presentados ante, principalmente, el Ciadi, organismo adscrito al Banco Mundial, y en algunos casos ante la Corte de Arbitraje de Estocolmo.

La causa de las reclamaciones es, de forma general, el fuerte recorte de subvenciones o primas que sufrieron este tipo de instalaciones dentro del proceso de reforma del sector energético en España.

Según desvela Expansión, hasta ahora no había una cuantificación, ni siquiera aproximada, del conjunto de todos los frentes jurídicos ya que en la mayoría de los casos no es público. Sólo había datos parciales. Por ejemplo, CSP Equity Investment reclama 60 millones al año desde 2013. RREEF Infrastructure cifra en 300 millones su inversión en España afectada por la reforma.

Por otra parte, los demandantes, aunque sean distintos, están siendo asesorados por un grupo reducido de bufetes. Entre ellos, Allen & Overy, Cuatrecasas Gonçalves Pereira, Freshfields Bruckhaus Deringer y King & Spalding.

España ha batido un récord mundial en lo que se refiere a reclamaciones acogidas al denominado Tratado de Energía. Este tratado fue firmado por varios países, comprometiéndose recíprocamente a salvaguardar las inversiones de sus respectivas empresas. España, que estaba limpia de pleitos de este tipo antes de noviembre de 2011, ha acumulado desde esa fecha 32 casos bajo el Tratado de Energía. Es casi un tercio de las 99 disputas que se han registrado desde 2001 bajo el Tratado de Energía.

Soria-Nadal

El Gobierno, a través de la abogacía del Estado, mantiene que los cambios normativos que se produjeron hace años no contravienen el Tratado de Energía. Se agarra al único pleito que, de momento, se ha resuelto: el que inició el grupo Charanne, una sociedad instrumental de los accionistas de Isolux (matriz de la compañía de energías fotovoltaicas T-Solar).

Según informa Expansión, esta disputa, en la que se reclamaban en torno a 15 millones de euros, se resolvió a favor del Gobierno en enero. Aunque el Ejecutivo logró una victoria en esa fecha, no evitó que se hayan interpuesto otros tres arbitrajes después (Sun-Flower Olmeda, Infracapital y Sevilla Beheer B.V).