En el mundo empieza a sonar ahora ahora Córdoba por otras temperaturas, las generadas en los hornos y los escudos solares que fabrica la empresa Refractaris, afincada en Montemayor, y que se ha consolidado en un referente internacional en el sector energético y de la tecnología termosolar.
En los últimos años el 95 por ciento de los escudos solares existentes en el mundo se han fabricado en la fábrica cordobesa, que se ha especializado en este sector hasta el punto de consolidarse como la más prestigiosa y demandada a la hora de acometer este tipo de proyectos de energía termosolar.

Equipo de Refractaris, tras la instalación de un escudo solar – Refractaris

Durante 2018 y 2019, Refractaris ha desarrollado proyectos de energía termosolar en Dubai, Chile y China. La construcción de esta última central termosolar, cuyo escudo solar se inaguró el pasado 20 de septiembre, ha marcado un hito en la historia de esta firma cordobesa. Así lo indica el director general de Refractaris, Antonio María Pino, que explica a ABC los esfuerzos «titánicos» para construir esta central termosolar en Haixi, provincia de Qinghai cercana al Tibet, bajo el nombre LuNeng Haixi y de la mano de compañía china Sepco III.

Uno de los escudos solares instalados por Refrectaris – Refractaris
Con una capacidad de 50 megavatios, la torre creada en China alcanza los 190 metros de altura y cuenta con una capacidad de almacenamiento de 12 horas para abastecer a los habitantes de una de las regiones chinas de clima extremo, tanto en verano como en invierno.

El escudo solar creado en China se fabricó pieza a pieza en la fábrica de Montemayor. «Lo habitual hasta la fecha ha sido que las empresas chinas fabriquen para el resto del mundo, sin embargo, nuestra tecnología nos ha llevado a invertir la balanza y ser nosotros quienes hemos empleado nuestra tecnología. Hemos fabricado el escudo en nuestras instalaciones de Motemayor y lo hemos transportado a China en ferrocarril», señala el ejecutivo de Refractaris. Por otro lado, el proyecto en la región cercana al Tibet se hizo en un tiempo récord, ya que las condiciones meteorológicas del lugar donde está ubicada la torre «dejó unos periodos muy cortos de tiempo para la finalización del proyecto en la fecha prevista.

David Jurado, sevilla.abc.es