ACS ha realizado una provisión de 199 millones de euros ante la “estimación preliminar” que ha realizado del impacto que generará en los parques eólicos y las termosolares del grupo en España.

ACS ha realizado una provisión de 199 millones de euros ante la "estimación preliminar" que ha realizado del impacto que generará en los parques eólicos y las termosolares del grupo en España el proyecto de normativa sobre retribuciones de instalaciones de energía renovable diseñado por el Gobierno.

El grupo que preside Florentino Pérez tiene actualmente clasificados como disponibles para la venta instalaciones renovables que suman 1.056,5 megavatios (MW) de potencia, de los que 778 MW están ubicados en España.

En una información remitida el pasado mes de enero a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), ACS reconoció que los cambios regulatorios en el sector están provocando que este proceso de desinversión "se haya visto ralentizado e incluso pospuesto".

El grupo recordó que en 2011 y hasta mayo de 2012 completó varias operaciones de venta de energías renovables. No obstante, apuntó que "a partir de junio de 2012 comenzó un periodo de sucesivos cambios regulatorios e incertidumbres que supusieron retrasos, fuera del control de la empresa, en distintos proceso".

Por el momento, la cartera de activos de generación de energía limpia de ACS facturó 374 millones de euros el pasado año, un 8,4% menos que un año antes.

En cuanto a las inversiones en este sector, la compañía destinó el pasado año 107 millones de euros, dirigidos "a la finalización de los activos de energías renovables en Construcción". Este monto es un 35,5% inferior a la de 166 millones invertida en 2012 en centrales termosolares y parques eólicos.