La Comisión Nacional de Protección Civil ha dado el visto bueno a los Planes de Emergencia Exterior de cinco centrales termosolares extremeñas.

Concretamente, a los de las Centrales Solares de ‘La Florida’ y ‘La Risca’, ubicadas en Alvarado; las denominadas ‘Extresol I’ y ‘Extresol II’, instaladas en el término municipal de Torre de Miguel Sesmero; y “La Dehesa”, situada entre La Garrovilla y Mérida, ha informado el Gobierno regional en un comunicado remitido a Efe.

Los planes homologados han sido presentados por el director general de Administración Local, Justicia e Interior, Saturnino Corchero; y el jefe de la Unidad de Protección Civil del Gobierno extremeño, Ricardo Barrena.

Los Planes de Emergencia Exterior ante el riesgo de accidente químico, regulados en el artículo 11 de la Ley 2/1985 de protección Civil, son elaborados por la Consejería de Administración Pública en colaboración con las industrias, a partir de los informes de seguridad sobre los posibles riesgos de cada instalación.

Incluyen tanto medidas de prevención como protocolos de intervención en función del tipo de incidente, como vertidos a la atmósfera o al agua; fuego; ondas de presión o explosiones; las sustancias peligrosas involucradas o las condiciones meteorológicas.

El objetivo es conseguir una movilización rápida, coordinada y eficaz de todos los recursos humanos y materiales necesarios para atajar cualquier incidente y minimizar sus efectos sobre el medio ambiente y la población cuando la situación deja de ser controlable con los recursos de la empresa.

Una vez que la redacción de los planes ha sido informada en la Comisión de Protección Civil regional y homologados por la nacional, deben obtener en visto bueno del Consejo de Gobierno y ser publicados en el Diario Oficial de Extremadura (DOE) para entrar en vigor.