España debe abonar 101 millones de euros, más intereses, a dos empresas termosolares. Un tribunal australiano ha emitido la orden este viernes al considerar “vinculante” una sentencia del organismo de arbitraje del Banco Mundial, en un juicio relacionado con los recortes realizados a las plantas termosolares. Así, el Estado español deberá abonar a las empresas Infrastructure Services Luxembourg y Energia Termosolar “por las obligaciones pecuniarias derivadas del laudo”.

El pleno de magistrados del Tribunal Federal Australiano señala el incumplimiento del Tratado sobre la Carta de la Energía, según el fallo publicado en el portal del tribunal. El dictamen se refiere a un laudo del CIADI (Centro Internacional para el Arreglo de Diferencias sobre Inversiones), organismo dependiente del Banco Mundial.

Basándose en el artículo 35(4) de la Ley de Arbitraje Internacional, el CIADI impuso en 2017 y 2018 multas a España por los perjuicios que el recorte de las primas a las renovables causaron a las plantas termosolares.

El Supremo australiano afirmó que España también deberá pagar 635.431,70 dólares (532.174,05 euros) por las costas del procedimiento arbitral y más de 2.4 millones de libras esterlinas (3,34 millones de dólares o 2,8 millones de euros) como contribución al pago de la representación legal, los costes y los gastos de las demandantes en el procedimiento arbitral.

La decisión responde a una apelación de España a una decisión de la misma instancia australiana de febrero de 2020 en la que se le ordenó pagarle un monto similar a lo fijado este viernes a Infrastructure Services Luxembourg y Energía Termosolar.

En la misma decisión de febrero se ordenó también indemnizar con 128 millones de euros (153 millones de dólares), más intereses, al fondo británico Eiser Infrastructure, aunque en diciembre del mismo año fue anulado por el Banco Mundial al encontrar un conflicto de intereses en el árbitro propuesto por el demandante.

lainformacion.com