El secretario de Estado de Energía, Fabrizio Hernández, afirmó que el recorte de la retribución del sector fotovoltaico cierra un “vacío legal” que se debió hacer antes.

El secretario de Estado de Energía, Fabrizio Hernández, cuya dimisón han pedido los ecologistas por sus conexiones con el sector nuclear, afirmó también que la "burbuja" estuvo a punto de producirse en el sector termosolar y, en menor medida, en el eólico.

Hernández hizo estas consideraciones durante su primera comparecencia en la Comisión de Industria, Turismo y Comercio del Congreso de los Diputados al frente de la Secretaría de Estado de Energía, un cargo en el que ha sustituido a Pedro Marín.

El pasado 8 de febrero el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ya aseguró en el Senado que el sector fotovoltaico sufría el riesgo de convertirse en una nueva "burbuja" de gran impacto sobre la economía española debido a que sus costes se estaban desbordando.

La nueva regulación aprobada por el Ejecutivo para la fotovoltaica, que permitirá reducir los costes del sistema en 740 millones anuales para los próximos tres años, se incluye dentro de un paquete normativo con el que el Gobierno prevé un ahorro para el sistema eléctrico de más de 4.600 millones de euros hasta 2013.

Un normativa que, según explicó el secretario de Estado de Energía, es "excepcional", trascendente para los consumidores, y fundamental para garantizar la estabilidad del sistema, limitar las futuras subidas de la luz y reducir el déficit de tarifa que asciende ya a 20.000 millones.

En este sentido, Hernández aseguró que el déficit eléctrico previsto para los próximos tres años, la diferencia que se produce cuando los ingresos no son suficientes para cubrir los costes, se ajusta a la senda prevista y destacó que los 4.000 millones que ya se han titulizado confirman la voluntad de "éxito" de estas emisiones.

Con respecto al recorte previsto para el sector fotovoltaico, Hernández reconoció que se trata de un esfuerzo "proporcional" y "razonable" que evitará la especulación en un sector que no había contribuido a reducir los costes del sistema a pesar de las primas que recibe y de su aportación a la generación.

A pesar de esta nueva regulación, Frabrizio Hernández aseguró que no debe ponerse en duda la apuesta del Ejecutivo por las tecnologías renovables ya que, a pesar de sus "importantes" costes, son básicas para el crecimiento económico sostenible, al tiempo que presentan "enormes" ventajas.

Asimismo, anunció que el Ministerio de Industria está trabajando en un borrador de proyecto de ley sobre el nuevo Plan de Energías Renovables 2011-2020 y el Plan de Acción 2012-2020 de Ahorro y Eficiencia Energética, que prevé que esté listo en unas semanas y que se presente en un plazo máximo de tres meses desde la aprobación de la Ley de Economía Sostenible.

Greenpeace pide a Zapatero el cese del nuevo secretario de Estado de Energía

Greenpeace va a presentar un escrito ante la Presidencia de Gobierno en el que solicita al presidente Zapatero el cese del nuevo secretario de Estado de Energía, Fabrizio Hernández Pampaloni, por la incongruencia que representa que un secretario de Estado haya participado en contra de decisiones ministeriales del Gobierno.

Hernández ha estado vinculado a varias empresas eléctricas y fue designado perito de Nuclenor (participada al 50% por Iberdrola y 50% Endesa), compañía propietaria de la central nuclear de Garoña, en el pleito planteado ante la Audiencia Nacional por esta empresa contra el Ministerio de Industria en relación con la Orden Ministerial ITC/1785/2009 de cierre definitivo de esta central en el 2013.

A petición de Nuclenor, Fabrizio Hernández elaboró un informe denominado "Cuantificación del Lucro Cesante originado por la Orden ITC/1785/2009" que evalúa en 951 millones de euros la compensación que según Nuclenor el Estado debería pagar a dicha empresa por el cierre de Garoña. Hoy, Fabrizio Hernández, había sido citado para ratificar su informe pericial ante la Audiencia Nacional pero ha excusado su presencia con el pretexto de ser secretario de Estado de Energía, lo que prueba la vulnerabilidad de su ejercicio.

“Un cargo público de tal importancia no puede tener una trayectoria como la del señor Hernández, ya que tendría que decidir sobre empresas a las que ha asesorado y de las que fue perito, lo que resulta incompatible con el ejercicio de ese cargo de forma imparcial", ha declarado Carlos Bravo, responsable de la campaña de Energía de Greenpeace.

Greenpeace considera que el Ministerio de Industria debe aclarar con urgencia si en este proceso el nuevo secretario de Estado de Energía va a defender la Orden de cierre de Garoña del ahora su Ministerio o va a mantener la tesis que favorezca a Nuclenor en el pleito, siguiendo su propio informe pericial.

“Si el Secretario de Estado de Energía, Fabrizio Hernández permanece en el cargo, Greenpeace impugnará ante los tribunales cualquier decisión que él tome en materia de energía”, ha finalizado Bravo.

www.greenpeace.org/espana/es/news/Greenpeace-pide-a-Zapatero-el-cese-del-nuevo-secretario-de-Estado-de-Energia/