FCC considera que el decreto aprobado por el Consejo de Ministros hace peligrar la inversión global del proyecto. El sistema de acumulación de calor irá en su primera central de energía solar termoeléctrica.

Fomento, Construcciones y Contratas (FCC), una de las empresas energéticas que tiene prevista la puesta en marcha de una central de  energía solar termoeléctrica en Palma del Río, ha paralizado el desarrollo de su segundo proyecto termosolar como consecuencia del nuevo sistema de primas del Gobierno.

Así lo puntualizaron ayer a El Día de Córdoba, del grupo Joly, que incidieron en que la decisión que han adoptada no supone una renuncia definitiva a la central termosolar, aunque sí un aplazamiento indefinido. El motivo principal que ha llevado a FCC a dar esta marcha atrás tiene que ver, por tanto, con el real decreto que el Consejo de Ministros aprobó el pasado diciembre para regular el régimen de retribución de la producción de electricidad de las tecnologías eólica y la energía solar termoeléctrica.

La nueva normativa a la que ha dado luz verde el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero establece, entre otras cosas, que las empresas que desarrollan las centrales termosolares con prima un año después de su puesta en funcionamiento. Con anterioridad a este decreto, estas sociedades percibían estas cantidades de manera inmediata, una vez que comenzaran a trabajar. Al margen de este sustancial cambio, las horas de producción de electricidad se han visto mermadas notablemente

Desde FCC apuntaron de esta manera al "cambio de estrategia" al que se han visto obligados y abundaron en el "aplazamiento" de uno de los proyectos que tenía previsto desarrollar en Palma del Río. FCC señaló que la nueva normativa hacía peligrar la inversión global del proyecto. De hecho, añadieron, "ahora hay que tocar otras puertas" pero, de ningún modo, se descarta seguir adelante con la central termosolar. "Se aplaza", pero "si se puede hacer de otra manera, se hará", concretaron estas mismas fuentes.

La idea inicial era levantar en alrededor de 220 hectáreas pertenecientes a la Finca Guzmán de Palma del Río la cuarta central termosolar del municipio, aunque desde FCC Energía puntualizaron que se trataba de una ampliación de otra que está en fase de construcción. Ésta suponía como novedad la posibilidad de acumular calor para generar electricidad y así garantizar la producción 24 horas al día independientemente de que hubiera o no luz solar.

El alcalde de esta localidad, José Antonio Ruiz Almenara, explicó que el hecho de que FCC haya decidido ralentizar este proyecto no supone una mala noticia ya que la empresa implantará el sistema de acumulación de calor mediante biomasa en la planta que esta misma empresa comenzó a construir hace un par de meses, con lo que se adelanta este valor añadido en el tiempo.

Actualmente, Acciona ya ha puesto en marcha una central de energía solar termoeléctrica en una finca de titularidad privada con 50 megavatios de capacidad instalada y, según las previsiones, el próximo verano estará disponible una segunda termosolar, también de esta empresa.

Por su parte, FCC y la japonesa Mitsui comenzaron el pasado mes de diciembre a levantar una de las instalaciones de mayor nivel de España y, según los datos aportados por el director de la división energética, Eduardo González, cuando en 2012 comience a funcionar, se producirá electricidad como para abastecer a 26.000 hogares.

Lo cierto es que, cuando FCC celebró su junta de accionistas el 27 de mayo, el presidente de la empresa, Baldomero Falcones, ya dio pistas sobre el futuro de algunas de las inversiones previstas en España cuando declaró que "estamos parando las inversiones y viendo las nuevas condiciones de desarrollo" y mostró su rechazo ante cualquier "corrección retroactiva" de las ayudas del Gobierno porque "es muy importante no romper lo preestablecido, porque el país perderá credibilidad, y eso es muy difícil de recuperar".

www.eldiadecordoba.es/