Las empresas españolas están presentes es más de las tres cuartas partes de los proyectos mundiales, convirtiéndose en un caso de éxito de exportación de tecnología.
Adicionalmente a nuevas plantas adjudicadas por subastas para cumplir con el PNIEC, existen posibilidades de ampliar las centrales existentes para disponer de más energía renovable nocturna y superar el 35% actual de generación renovable tras la puesta de Sol.

El Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) 2021-2030 presenta una hora de ruta para la descarbonización del país, apoyándose para ello en el despliegue masivo de las energías renovables y la eficiencia energética. Para la tecnología termosolar, en concreto, contempla añadir 5.000 MW hasta 2030, lo que permitirá contar con 7.303 MW de esta tecnología al finalizar la década, el triple de la capacidad actual.

http://helionoticias.es/wp-content/uploads/2019/07/Graf-2.png

El impacto total generado por la operación de las plantas termosolares en 2019 ascendió a 1.574 M€ en PIB, 288 M€ más que los incentivos recibidos. A su vez, estas plantas contribuyeron a generar más de 6.000 empleos y a recaudar 260 M€ para las arcas públicas, según expone pwc en un informe –La industria termosolar como motor económico en España– que la consultora ha elaborado para Protermosolar y que acaba de presentar.

http://helionoticias.es/wp-content/uploads/2021/06/La-industria-termosolar-como-motor-econ%C3%B3mico-en-Espa%C3%B1a.jpg

https://www.energias-renovables.com/ficheroenergias/fotos/ImpactoPIB2019.png

PwC España ha presentado hoy un informe realizado para la Asociación Española para la Promoción de la Industria Termosolar (PROTERMOSOLAR) titulado La industria termosolar como motor económico en España, en el que se describe el impacto socioeconómico del sector termosolar en nuestro país.

El acto de presentación ha contado con la presencia de la Secretaria General de Innovación, Dña. Teresa Riesgo; el Director de Renovables del IDAE, D. Victor Marcos; los socios responsables del informe, D. Oscar Barrero y D. Jordi Esteve; y una mesa redonda con la participación del CEO de Saeta Yield, D. Alvaro Pérez de Lema, el vicepresidente de Atlantica para la región de EMEA, D. David Esteban; y el Secretario General de Protermosolar, D. Gonzalo Martín.

En la inauguración del acto, Dña. Teresa Riesgo ha destacado la importancia de contar en España con la capacidad tecnológica e innovadora que permite a nuestro país ostentar el liderazgo en energía termosolar a nivel mundial, destacando que España coordina el plan de estrategia tecnológica europea en este ámbito – denominado SET Plan. Además, ha querido animar a las empresas a entrar en este sector, ya que “desde el CDTI [organismo que depende del Ministerio de Ciencia e Innovación] estamos dispuestos a ayudar a todos los emprendedores que necesiten capital para desarrollar sus proyectos”.

Por su parte, Óscar Barrero ha resaltado el papel fundamental que juega el almacenamiento térmico de este tipo de centrales, gracias a su capacidad de almacenamiento masivo a bajo coste, permite el suministro nocturno de energía renovable capturada durante el día. De esta manera, se puede seguir alimentando el sistema eléctrico con una menor dependencia de las tecnologías fósiles tras la puesta del sol.

El autor principal del informe, Jordi Esteve, ha proporcionado datos muy relevantes que aporta este sector. Por ejemplo, que, por megavatio instalado, termosolar genera mucho más empleo directo e inducido que la media de las tecnologías renovables. Otro dato relevante es que esta tecnología aporta más al PIB que los ingresos regulados que recibe del Estado, por tanto, contribuye a la creación de riqueza directa en nuestro país. PwC ha realizado una radiografía del sector, concluyendo que el 96% de estas centrales están instaladas en municipios de menos de 50,000 habitantes, contribuyendo al desarrollo de municipios que están más afectados por la despoblación, el desempleo y niveles de renta inferiores a la media nacional.

El informe analiza estos impactos socio económicos en tres escenarios. En primer lugar, estudia el impacto de las 49 centrales que están en operación actualmente; a continuación, se plantea la posibilidad de modificar algunas de las centrales existentes para ampliar su sistema de almacenamiento y de esta manera maximizar su aporte al sistema eléctrico nocturno aumentando la creación de riqueza local, y por último, se recoge el impacto total del cumplimiento del PNIEC instalando los 5.000 MW recomendados por el Informe de Expertos del Ministerio.

Durante la mesa redonda que siguió a la presentación del informe, Alvaro Pérez de Lema ha afirmado que “la tecnología termosolar debe jugar un papel muy relevante como tecnología nocturna gestionable”, y que esto se podría hacer bien enviando una señal de precio adecuada a las plantas existentes para desplazar su producción a los momentos en los que el mercado más la necesite, así como orientando los nuevos desarrollos termosolares hacia ventanas de producción nocturnas.  Ha indicado que es la opción más económica para la generación eléctrica nocturna, tal y como se recoge en el propio informe.

Por su parte, David Esteban ha explicado durante su intervención ejemplos reales de pueblos que albergan centrales termosolares y qué supone para la vida y riqueza del municipio contar con esta instalación, que no solo genera empleos locales, cualificados y permanentes, sino que induce un beneficio en proveedores de la zona, servicios auxiliares, y aumento de la riqueza de sus ciudadanos.

Gonzalo Martín ha cerrado la mesa redonda explicando los pasos que se necesitan para que esta tecnología ayude en la transición ecológica: (i) cumplimiento del PNIEC aumentando los volúmenes de subasta anunciados y orientándolos a una generación nocturna, (ii) posibilidad de modificar centrales para aumentar el almacenamiento térmico y en definitiva la generación renovable nocturna, (iii) la posibilidad de poder compartir puntos de acceso y conexión con titulares que ni utilizan ni utilizarán dicha infraestructura durante la noche y (iv) la creación de un banco de pruebas regulatorio para validar y valorar la capacidad de aportar reserva estratégica en los momentos de demanda máxima del sistema.

La clausura del evento ha corrido a cargo de Victor Marcos, quien ha destacado que “debemos aprovechar la coyuntura actual de reactivación económica para crear empleo y modernizar la industria, a través de la innovación y mejorando la competitividad de los sectores industrial y servicios”. Además, ha aprovechado la ocasión para afirmar que “acelerar la transición ecológica es inaplazable y contamos con las herramientas estratégicas necesarias a largo plazo para el despliegue de las tecnologías renovables, que traerán numerosos beneficios para la economía”.

Teniendo en cuenta estos datos, es fácil imaginar que añadir 5.000 nuevos megavatios de solar termoeléctrica  a lo largo de la presente década multiplicará los beneficios. En concreto, de acuerdo con el informe de pwc, esta nueva potencia tendría un impacto sobre el PIB de 45.587 M€ y generaría más de 360 mil empleos. A la Hacienda Pública, la construcción y operación de las nuevas plantas le permitiría recaudar entre 2021 y 2030 más de 3.333 millones de euros.

Existe, además, un alto potencial para aumentar de la capacidad de almacenamiento de las plantas ahora existentes, contribuyendo a mejorar aún más estos datos. Según el análisis de la consultora, este incremento  supondría para la economía española un impacto en PIB de 755 M€, la generación de 15.771 puestos de trabajo y otros 268 M€ más para la Hacienda Pública. 



La operación de las plantas termosolares evita, además, una importante emisión de CO2 a la atmósfera, contribuyendo al ahorro en derechos de emisión en España (47,4 M€ en 2019).

Otra de las ventajas de esta tecnología es que ayuda a que se desarrollen los municipios que están más afectados por la despoblación, el desempleo y niveles de renta inferiores a la media nacional, según muestra la radiografía económica realizada por pwc de los municipios donde se ubican las plantas termosolares. 



Un valor añadido más de la termosolar es que contribuye a impulsar la industria manufacturera, la productividad y la innovación en España. Muy en especial en servicios de ingeniería, pero también a través de maquinaría y equipo, programación o productos de metalurgía, por citar algunos ejemplos.