Durante la rueda de prensa, el presidente de Protermosolar, Valeriano Ruiz, aseguró que, de todos los “beneficios sobrevenidos de las eléctricas que hay que limitar”, destacan los ‘windfall profits’ de la nuclear e hidrá

Protermosolar subrayó que las energías renovables y la termosolar no provocan el déficit de tarifa y acusó a las eléctricas de realizar cambalaches contables para simular una menor rentabilidad en España y sostuvo que, para acabar con el desfase del sistema eléctrico, el Gobierno tiene margen para recortar a las eléctricas unos 11.300 millones de euros al año.

Protermosolar, que ya se ha reunido con el secretario de Estado de Energía, Fernando Martí, ha iniciado una campaña de envío de cartas a los Ministerios de Industria y Economía, así como a la Oficina Económica de La Moncloa, para advertir de los daños que le generarían al sector termosolar las recientes propuestas de la Comisión Nacional de la Energía (CNE).

Tanto la asociación como la patronal europea termosolar se han dirigido también por carta al departamento de Energía de la Comisión Europea para advertirles del "riesgo país" que supondría la"barbaridad" de aplicar las medidas del regulador.

Durante la rueda de prensa, el presidente de Protermosolar, Valeriano Ruiz, aseguró que, de todos los "beneficios sobrevenidos de las eléctricas que hay que limitar", destacan los ‘windfall profits’ de la nuclear e hidráulica.

La primera tecnología, dijo, tiene un coste de 18 euros por megavatio hora frente a los 3 euros de la segunda, mientras que ambas se benefician de un precio de mercado de 60 euros. El recorte a la termosolar, aseguró, sería "el chocolate del loro" para acabar con el déficit de tarifa, ya que apenas supondría 300 millones de euros al año, afirmó Ruiz, antes de insistir en que "el precio de la electricidad está sobre todo determinado por el beneficio de las grandes eléctricas".

Al desglosar su propuesta de ahorro de 11.300 millones, Protermosolar cita 3.000 millones anuales por los ‘windfall profits’ de la nuclear e hidráulica, 3.000 millones por la regularización de los Costes de Transición a la Competencia (CTC), 4.000 millones por la minoración de derechos de emisión de CO2, 300 millones por pagos por capacidad, 500 millones de la distribución y 500 millones por las subvenciones al carbón.

Además, propone otras medidas como dedicar el ingreso de las subastas de CO2 a las renovables, revisar el sistema de interrumpibilidad, liberalizar las tarifas eléctricas y poner en marcha el ‘céntimo verde’ para los combustibles.

Por su parte, el secretario general de la asociación, Luis Crespo, aludió a lo inescrutables que resultan las cuentas de las eléctricas ya que tienen posibilidad de realizar intercambios internos para disminuir la rentabilidad de sus áreas de generación en España. Asimismo cuando tienen filiales en el extranjero, como por ejemplo Iberdrola y Scottisch Power, también tiene posibilidades adicionales para intercambiar partidas.

Además, lamentó el "indigno ataque" de las eléctricas a la termosolar e ironizó al aludir al argumento de que el importe de las primas a las renovables es similar al déficit de tarifa de cada año. "Las primas a las renovables se parecen a la cifra de déficit de cada año, pero el beneficio de las electricidad también", señaló.

Junto a esto, lamentó la "obsesión" de Iberdrola y Unesa con la termosolar y negó que esta tecnología contribuya a crear una "burbuja". "La única burbuja que ha habido es la del gas con los ciclos combinados", afirmó.

Crespo aseguró que las medidas propuestas por la CNE para contener el desarrollo de la termosolar suponen una "patada hacia adelante" para esta tecnología que dañará a los 20.000 empleos del sector y pondrá en riegso cerca de 10.000 millones de euros comprometidos con los bancos en financiación.

Además, dijo que la CNE "se ha dejado influir por Iberdrola" y ha llegado a incluir en su informe el dato de que existen 1.600 megavatios (MW) termosolares en prerregistro. Esta cifra, afirmó, es la que aporta la eléctrica y "no es real".

La CNE propone reducir las primas termosolares mediante limitaciones en las actualizaciones anuales, laminaciones en el tiempo para postergar la entrada en funcionamiento de las plantas, recortes de un 66% en el gas usado para la gestión de la planta y descensos en la duración del periodo de cobro de la retribución.

www.protermosolar.com