Las energías renovables, y la energía solar termoeléctrica en particular, jugarán un papel relevante en el futuro energético, según la AIE.

En el marco del COP 17 que se está celebrando en Durban, Sudáfrica, la Agencia Internacional de la Energía ha presentado su publicación “Solar Energy Perspectives”. Al acto fue invitado el presidente de ESTELA y Secretario General de Protermosolar Luis Crespo para dar una conferencia sobre la situación de las centrales termosolares a nivel mundial.

En el prólogo del libro se afirma que en 90 minutos incide sobre la Tierra suficiente energía solar como para satisfacer las necesidades de un año entero de consumo de todo el planeta. Por ello si se aplican políticas de apoyo efectivas en los países soleados a las diferentes tecnologías -calentamiento de agua, generación fotovoltaica distribuida y centrales termosolares- se avanzaría en la resolución de los más urgentes problemas a los que se enfrenta la humanidad como la mitigación del cambio climático y la seguridad de suministro así como en el acceso universal a los estándares de calidad de vida.

En el informe se presentan la fotovoltaica y la termosolar como complementarias más que como competencia y se añade que la flexibilidad, firmeza y estabilidad de la solar termoeléctrica permitirá acomodar en mayor escala otras formas de generación como la fotovoltaica y la eólica sin necesidad de respaldo de centrales convencionales de combustibles fósiles.
El brillante futuro de la electricidad termosolar

La energía termosolar no sólo se consumirá a medio plazo en los países del sur de Europa sino que, gracias a las líneas de transmisión de alto voltaje en continua, que tienen pérdidas muy reducidas, podría exportarse a los países de centro y norte de Europa e incluso aprovechar los grandes niveles de radiación directa de los países de Oriente Medio y Norte de Africa (MENA)para promover el necesario desarrollo regional de dichas zonas, importando parcialmente la electricidad si se diesen las necesarias condiciones de estabilidad política.

En la figura 3.11 del informe de la AIE se muestran unas predicciones para el sur de Europa y la región MENA en donde puede verse el papel protagonista que jugarán las centrales termosolares (CSP en la figura) en nuestra región mediterránea.

La flexibilidad para adaptarse a la demanda mediante su capacidad de almacenamiento unida a la posibilidad de hibrización en diversas configuraciones y a la reducción de costes esperada, sitúan a la termosolar en el primer término de las tecnologías de generación en 2060.

Protermosolar, la Asociación Española de la Industria Solar Termoeléctrica, fue fundada en 2004, con el objetivo de promover el desarrollo de la industria termosolar española. En la actualidad cuenta con alrededor de 100 miembros cubriendo toda la cadena de valor del sector. Protermosolar es además fundador y vicepresidente de ESTELA, su homóloga europea.

www.protermosolar.com