Sener dice que el futuro de las energías renovables en España “no es bueno” porque se mantendrá el “grifo cerrado varios años”.

El presidente de Sener, Jorge Sendagorta, no descarta la salida a Bolsa del grupo familiar, y aunque lo ve "posible" reconoce que ahora es "mal momento" y que existen otras "alternativas", de cara al futuro del accionariado del grupo y el relevo generacional.

Sendagorta ha realizado estas manifestaciones en el transcurso de su intervención en los Encuentros de la Comercial donde ha abordado "La estrategia 3I de Sener".

Sener es un grupo, de carácter familiar, que está constituido por nueve sociedades, una de ellas ITP, y cuya principal división es la de Ingeniería y Sistemas.

Sendagorta ha precisado que, en la actualidad, en la familia son 15 accionistas, cifra que se aumentaría hasta casi los 60 si heredan las acciones la siguiente generación familiar, lo que, a su juicio, "no es un accionariado razonable para una empresa que está con riesgos tecnológicos altos, una empresa que hay que entender desde cerca y una empresa muy compleja".

"No es una cosa razonable y, por tanto, quizá el proyecto principal que tengo como presidente de Sener es construir un accionariado para esa siguiente generación", ha añadido.

En este sentido, ha indicado que una de las alternativas que existen es la salida a Bolsa, pero no "a corto plazo" porque algunos de los negocios en los que está Sener, como el relativo a las plantas termosolares, no son lo suficientemente "maduros", ya que se están poniendo en marcha en estos momentos y, por tanto, "no hay ventas, ni resultados". Sendagorta ha añadido que algo similar ocurre con algunos programas nuevos en los que está trabajando ITP.

Por lo tanto, ha asegurado que es un "mal momento", desde el punto de vista de madurez del grupo para salir a Bolsa y también por la actual situación de los mercados. No obstante, ha señalado que tienen un trabajo "avanzado" en los procesos de institucionalización de Sener y están "homologados" a cualquier empresa cotizada.

En este sentido, ha señalado que no saben si saldrán a Bolsa, pero cree que es "posible", aunque "no inmediatamente". En todo caso, ha apuntado que hay "alguna otra alternativa".

Por otra parte, ha indicado que esperan cumplir los objetivos marcados en su plan estratégico (2011-2013) que contempla aumentar un 15 por ciento las ventas, un 26 por ciento el Ebitda y un 17 por ciento el beneficio después de impuestos.

En el año 2011, cerró con unas ventas de 1.160 millones, de las que el 62 por ciento fueron en el exterior, un beneficio después de impuestos de 80 millones y una plantilla que se eleva a 5.251 millones. En el periodo 1986-2011, el grupo ha aumentado sus ventas un 16,3 por ciento, su beneficio un 19,6 por ciento y el empleo se ha multiplicado por 10,3.

En concreto, en los años de crisis (2007-2011) han aumentado su facturación un 11,5 por ciento, su Ebitda un 11,1 por ciento, su beneficio un 15,1 por ciento y la plantilla se multiplicó por 1,27.

Su previsión para este año es un incremento de ventas y espera que también de beneficios, aunque no sabe si se llegará en 2012 al nivel establecido en el Plan Estratégico. En todo caso, ha indicado que en 2013 confían en "cumplir" con los objetivos marcados.

En su intervención, ha detallado los ejes de la estrategia 3i de Sener y que se resumen en innovación, internacionalización e inversión. Sendagorta ha indicado que, si se "aplican", "la teoría funciona" y se produce el crecimiento y desarrollo.

Sendagorta ha manifestado que la innovación es la fuente de la internacionalización y la inversión y ha destacado que el grupo es "muy tecnológico" y realiza un esfuerzo económico en inversión que se concreta en el 18 por ciento de las horas propias.

En materia de innovación, ha señalado que su preocupación general son los cinco millones de parados y ha indicado que hay que "renovarse" y que, si todos aplicaran estrategias de innovación, "se podría salir de esto. En este sentido, ha manifestado que no ve que los actuales sectores económicos tengan "capacidad" en estos momentos de resolver la crisis.

En el ámbito de la internacionalización, ha manifestado que, tras un modelo fallido de delegaciones desarrollado hace 25 años, sus estrategia ahora se centra en "tres patas", su producto, que, en algunos casos, les lleva a alianzas, el desarrollo de divisiones locales y las alianzas con constructoras españolas, que están compitiendo por contratos en el exterior.

Sendagorta ha manifestado que las constructoras españolas tienen "mucho músculo" y son un "magnífico compañero". "Ir de su mano es una ventaja para los dos", ha agregado.

Por mercados, el presidente de Sener ha señalado que "miran" hacia América Latina, EEUU y Portuga, pero también hacia otras zonas como Polonia, Argelia, Japón o India.

Sendagorta ha indicado que el mercado español está "totalmente desaparecido" y ha aludido, en concreto, al sector de energías renovables que, con el último decreto del Gobierno, "paraliza cualquier proyecto de energías renovables".

El responsable de Sener ha señalado que en España existe un exceso de capacidad en algunos ámbitos, como el relativo a la centrales de ciclo combinado, y por tanto hay que "buscar las habichuelas en otros sitio".

En este sentido, ha indicado que las grandes empresas españolas se están "moviendo" y están funcionando "bien" en el exterior, "pese a lo que le pase a Repsol de vez en cuando", aunque ha advertido que lo "preocupante" es que eso "no crea empleo aquí".

El presidente de Sener ha manifestado que el Gobierno central todavía no tiene una "política energética y cree que "hace bien" porque es un tema "complejo" que requiere "cambios profundos" y "no es bueno improvisar".

Sendagorta ha manifestado que hay sobrecapacidad en energías renovables y, por ello, se ha parado "un poco". En este sentido, cree que el futuro de las energías renovables no es "muy bueno" a medio plazo en España, porque el Gobierno "los ha paralizado" y tiene la idea de "mantener el grifo cerrado durante años". En este sentido, ha apostado por seguir trabajando en este ámbito en el "términos internacionales"

El tercer eje de su estrategia es la inversión y, en este sentido, ha precisado que en los últimos diez años el 83 por ciento de los resultados se han dedicado a invertir en el desarrollo del propio grupo. Sendagorta, que ha señalado que menos del 2 por ciento de lo invertido se ha dedicado a adquisiciones, ha destacado que la inversión en fondos propios ha sido de 600 millones y se han movilizado más de 2.000 millones apalancados con socios y estructuras "proyect finance".

Por otra parte, Sendagorta ha indicado que, en la actual coyuntura, se están produciendo "recortes "importantes" en los presupuestos, como en el del espacio, que, según ha señalado, ha pasado de 200 millones a 100 millones, o el "corte total" en el desarrollo de las energías renovables.

El responsable de Sener ha señalado que ello conlleva un "riesgo muy importante" de perder posiciones que "ha costado mucho conquistar" y ya asegurado que, si no se "revierte", será probable que "vayamos perdiendo" y además ha advertido de que puede tener un "efecto multiplicador".

Asimismo, se ha mostrado crítico con la ingeniería Ineco, dependiente del ministerio de Fomento, y ha señalado que es "absurdo" que se presente compitiendo con empresas españolas y que el ministerio de Asuntos Exteriores "lleve a Ineco de la mano" cuando se interesa por un proyecto internacional "Esa situación de competencia no es bueno para nadie", ha agregado.

www.torresolenergy.com