El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha abogado por dedicar “una parte” de los gastos de la protección por desempleo al desarrollo de las energías renovables en aras de crear trabajo.

El intendente de la Región chilena de Arica y Parinacota, Rodolfo Barbosa, junto con el secretario ministerial de Energía chileno para la zona norte, Carlos Arenas, visitan esta semana Extremadura para comprobar el desarrollo que las energías renovables están teniendo en la región y estrechar los contactos ya existentes para implantar el modelo renovable extremeño en Chile.

El programa de actos de la visita de estos máximos responsables políticos de la citada región de chile comienza este martes, 25 de enero, y comprende una serie de reuniones en la sede de la Agencia Extremeña de la Energía, cuyos técnicos visitaron Chile hace unos meses, con el Cluster de la Energía y sus empresas asociadas.

También se abordará la participación del Fondo Extremeño de Cooperación al Desarrollo (Felcode) y el Centro Extremeño de Estudios y Cooperación con Iberoamérica (Cexeci).

El miércoles, día 26, tendrá lugar en Mérida la firma de un protocolo de cooperación en energías renovables y eficiencia energética entre la Junta de Extremadura y el Gobierno Regional de Arica y Parinacota.

Durante dos días visitarán varias instalaciones de energías renovables de Extremadura, con especial incidencia en las centrales de energía termosolar y las de generación fotovoltaica, según ha informado la Agencia Extremeña de la Energía en nota de prensa.

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha abogado por dedicar "una parte" de los gastos de la protección por desempleo al desarrollo de las energías renovables en aras de crear trabajo.

Ha pedido además que no se vea "de manera aislada" el coste que está teniendo el desarrollo de estas fuentes en España, sino en relación con la generación de empleo.

Lo ha manifestado con motivo de su participación en la IV Asamblea General del Clúster de la Energía de Extremadura, que se celebra hoy en Badajoz y que incluye una jornada sobre el presente y el futuro de las energías renovables.

Fernández Vara ha instado a que, cuando se analiza el coste del desarrollo de las energías renovables en España, no se vea "de manera aislada ni solo en relación con la tarifa eléctrica", sino también "en un escenario muy relacionado con las necesidades de sectores que generen empleo".

Así, ha destacado la importancia de estas energías y ha aseverado que, dada la necesidad de nuevas fuente energéticas y de empleo, a las renovables "hay que atribuirles las máximas garantías posibles y la máxima seguridad" para favorecer las inversiones.

Sobre este asunto, ha agregado que este sector cuenta con una falta de planificación en su inicio en el conjunto del país, "que no es atribuible ni imputable en exclusiva al Gobierno".

En su intervención, el jefe del Ejecutivo también ha realizado un repaso sobre la situación de las renovables en la región, que ha empezado resaltando el incremento de la energía hidráulica producido, como ha explicado, por el aumento del volumen de agua de las dos cuencas extremeñas También se ha referido a la "ilusión" depositada por la Junta para la instalación de parques eólicos en la región, mientras que, sobre el real decreto que reduce las horas con derecho a prima de las fotovoltaicas hasta 2013, ha confiado que "esto se arregle cediendo todo el mundo un poco".

Sobre este último asunto, ha agregado que los diputados deben tomar una decisión esta semana en el Congreso de los Diputados, que ha confiado sea "la mejor posible" para que no haya "una judicialización del desarrollo energético de un país".

Guillermo Fernández Vara también ha hablado además sobre la termosolar que, con seis centrales en marcha, ha producido unos 5.000 puestos de trabajo, y sobre el desarrollo experimentado por la biomasa, sector que, según ha precisado, permite la participación de muchos agricultores.

Por su parte, el gerente del Clúster de la Energía, Gonzalo Barrantes, ha explicado que esta jornada está motivada por los recientes cambios regulatorios, por los que los sectores eólicos y el termosolar han llegado con el Gobierno "a un acuerdo que se puede considerar factible" para su desarrollo.

El consenso no se ha alcanzado en el caso de la energía fotovoltaica, generando "un problema bastante importante" puesto que, según ha indicado, la nueva regulación puede suponer que muchas de las instalaciones "quiebren".

Ha manifestado que la postura del Clúster es semejante a la de la Junta al considerar que se deben rebajar las tarifas "en el futuro" pero que, para actuar en las "del pasado", "hay que hacer un estudio muy profundo y ver realmente cuáles son las rentabilidades de estas instalaciones" con el fin de que la disminución de las tarifas no conlleve pérdidas.

www.agenex.org/