El MIT Technology Review reconoce la labor del país magrebí en la conciencia con el medio ambiente y se convierte en el primer país de África en ser líder en materia energética ecológica.

Vista aérea de la central termosolar Noor 3 de Marruecos, en Ouarzazate, en el centro de Marruecos

La revista tecnológica MIT Technology Review ha reconocido, mediante el informe ‘Green Future’ que realiza en 76 territorios, la labor de Marruecos con el medio ambiente. El país africano se convierte desde ahora en líder en energías renovables de toda la región MENA (Oriente Medio y norte de África).

Desde el año 2009, el rey Mohamed VI señaló la importancia de utilizar vías ecológicas para el consumo y la producción de energía. “Hoy en día, no sólo llevamos a cabo proyectos relacionados con las energías renovables, sino que tenemos una estrategia global con objetivos que alcanzar. Por ejemplo, en 2009 establecimos un objetivo del 42% de capacidad de energía renovable para 2020. Hoy, el objetivo es el 52% de capacidad para 2030”, afirmó el monarca alauí.

marruecos-energía-renovable-ouarzazate
AFP/FADEL SENNA – Una vista aérea de los espejos solares de la planta de energía solar concentrada Noor 1, próxima a la ciudad de Ouarzazate

Marruecos ha destinado desde esto últimos diez años, 5.650 millones de dólares en energía renovable. Y es que, además, el Reino cuenta con un potencial energético significativo, ya que dispone de todos los recursos que se pueden obtener para mirar por un futuro “verde”. A finales de 2019, Marruecos había alcanzado los 3.685 megavatios, 700 de ellos provenientes de energía solar, 1.215 de energía eólica y 1.700 de energía hidráulica. Y estos cambios han traído beneficios para el territorio, ya que gracias al uso y producción de energía, se puede incrementar ingresos, ampliar las ofertas de empleo, un gran aumento del desarrollo del sector agrícola, etc.

Pero las metas del reino magrebí no acaban aquí. Con esta irrupción en el mercado ecológico, el país se ha propuesto alcanzar el 52% de energía renovable para 2030 y afirman que, si se puede, en 2050, toda la energía que se consuma será 100% ecológica y de calidad.

marruecos-energía-renovable-ouarzazate (2)
PHOTO/REUTERS – Planta de energía termosolar Noor II de Ouarzazate

Este cambio a este tipo de energía se debió a que desde que hace 15 años las autoridades marroquíes en materia energética notaron que el país tenía una dependencia del 90% en el sector energético, por lo que el consumo de esta misma crecía cada vez más. Después de elaborar diversos informes, se empezaron a plantear el cambio. Uno de los mejores ejemplos de la transformación en la región fue la instalación del complejo solar Noor Ouarzazate. Es un proyecto que utiliza tanto la energía termosolar, como la fotovoltaica, y concede energía limpia a más de un millón de hogares, porque produce alrededor de 580 megavatios. También, otra de sus grandes apuestas, es la instalación de un sistema para reforzar las conexiones eléctricas. Asimismo, gracias a las oportunidades que ofrece el país y su interés por el sector ecológico, ya han sido muchos organismos financieros los que se han encargado de ayudar con la financiación de muchos de estos proyectos como el FIEM, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, el GIZ alemán, la AFD francesa o incluso el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo.

Conscientes del cambio, el máximo objetivo del Gobierno marroquí es reducir la emisión de gases de efecto invernadero. Según publica la Embajada del Reino de Marruecos en Madrid, Marruecos representa un 0,17% de las emisiones de gases en el mundo, ya que depende mucho de la utilización de combustibles fósiles como el petróleo y el carbón. Pero consciente de estos problemas, la región norteafricana ha puesto el foco en el ecologismo y, por lo que parece, no va en mal camino hacia un futuro mejor para todos.

Jorge Ortiz, atalayar.com