Angela Merkel ha confirmado este lunes la suspensión, durante un plazo de tres meses, de la reciente ley que permite la prórroga de las centrales nucleares del país.

Es la respuesta de la mandataria al debate generado sobre esta industria tras el terremoto de Japón. La decisión, según ha explicado Merkel en rueda de prensa, no requerirá la elaboración de una nueva normativa, sino que bastará con entablar conversaciones con los proveedores de estos servicios industriales. A corto plazo, la medida significará el cumplimiento del calendario de cierre de centrales previsto antes de la prórroga aprobada en septiembre. Así, ha dicho Merkel, las plantas que debían cerrar durante los próximos tres meses cumplirán el calendario fijado inicialmente.

Alemania cuenta con 17 centrales nucleares operadas por E.ON, RWE, EnBW y Vattenfall. La prórroga aprobada en septiembre implicaba el alargamiento de la vida de estos reactores una media de doce años. La canciller ha aclarado que el suministro de electricidad de Alemania no se verá afectado, ya que el país es eminentemente exportador.

Angela Merkel fue muy criticada por la decisión del Ejecutivo de prorrogar la vida de las viejas plantas atómicas alemanas, una medida sumamente impopular entre los ciudadanos que ahora queda en el aire. El ministro de Medio Ambiente, Norbert Roettgen, ha pedido una nueva evaluación de riesgos en las plantas nucleares y ha señalado que su partido y el de Merkel, la Unión Cristiano Demócrata (CDU), deberían reabrir el debate sobre la energía atómica.

Suiza suspende la construcción de centrales

En Suiza, las autoridades han anunciado la suspensión de las licencias para la construcción de tres centrales nucleares para revisar las normas de seguridad. "La seguridad es nuestra principal prioridad", ha declarado la ministra de Energía, Doris Leuthard, máxima responsable de cuestiones de seguridad y energía nuclear.

Suiza cuenta con cinco reactores nucleares en funcionamiento que generan aproximadamente el 40% de la electricidad que consume el país. Sin embargo, varias de las centrales acaban su vida útil en los próximos años, por lo que el Gobierno había aprobado la construcción de tres nuevas plantas que entrarían en funcionamiento a mediados de 2012.

También las autoridades finlandesas han anunciado una revisión de las medidas de seguridad de los reactores nucleares. "Hemos acordado con la STUK una revisión de los riesgos de seguridad y del suministro eléctrico y su funcionamiento en todas las situaciones", ha señalado el ministro de Asuntos Económicos, Mauri Pekkarinen en referencia a la autoridad nuclear finesa.
Suecia mantiene su política

Sin embargo, el primer ministro sueco, Fredrik Reinfeldt, ha reafirmado su intención de continuar con su actual política nuclear. En 2009 el Gobierno, de centro-derecha, anunció la anulación de la eliminación de las centrales nucleares aprobada en 1980 en referéndum. "La decisión sigue en pie", ha afirmado a Reinfeldt en declaraciones a la televisión estatal sueca. "Tenemos que hacer todo lo que podamos para situar la seguridad en primer plano e intentar hallar una vía para producir energía con el menor impacto posible sobre el medio ambiente, con la menor utilización de combustibles fósiles y de recursos naturales finitos", apuntana. Suecia cuenta con diez reactores nucleares en funcionamiento que suministran aproximadamente el 50% de la electricidad del país.

En Austria, el ministro de Medio Ambiente, Nikolaus Berlakovich, ha pedido a sus colegas europeos que se realicen pruebas de estrés a las centrales nucleares que hay en la UE para comprobar el grado de seguridad que ofrecen en caso de catástrofes como la ocurrida en Japón. "La gente está preocupada en Austria, en Europa, y quiere respuestas. Es necesario comprobar la seguridad en todas nuestras centrales nucleares", ha dicho en un debate público que los titulares de Medio Ambiente de los 27 han tenido en Bruselas.

La Comisión Europea ha anunciado que este martes Bruselas ha convocado a los responsables de las autoridades nacionales de seguridad nuclear y a representantes del sector para examinar lo sucedido y la situación en Europa.

La explosión registrada en una central nuclear de Fukushima (Japón), dañada por un seísmo, se suma a la lista de incidentes relevantes en este tipo de instalaciones, que encabeza el ocurrido en 1986 en la central de Chernóbil (Ucrania), el de mas graves consecuencias hasta ahora.

Otros accidentes en centrales nucleares

– 12 de diciembre de 1952.- El primer accidente nuclear serio tiene lugar en la planta de Chalk River, en Ottawa (Canadá), al fundirse parcialmente el núcleo, sin causar daños personales. En mayo de 1958, un incendio en esa planta produjo una fuga radiactiva.

– 30 septiembre 1957.- Una explosión en la central secreta de Chelliabinsk-40, conocida como Mayak, en los Montes Urales (la antigua URSS), causa al menos 200 muertos y contamina 90 kilómetros cuadrados con estroncio. Fue el segundo peor accidente nuclear después del de Chernóbil (1986). Un total de 10.000 personas fueron evacuadas y decenas de miles quedaron expuestas a la radiación.

– 7 octubre 1957.- El incendio en un reactor de la central nuclear de Windscale-Sellafield en Liverpool (Reino Unido), produce una fuga radiactiva que contaminó un área de 300 kilómetros cuadrados.

– 3 enero 1961.- Tres técnicos de la Armada estadounidense mueren en la planta de Idaho Falls, en un accidente con un reactor experimental. Fue el primer accidente nuclear en EE UU.

– 28 marzo 1979.- Una serie de fallos humanos y mecánicos causan el peor accidente nuclear de EEUU, en la central de Three Mile Island, en Harrisburg, Pensilvania. Miles de habitantes fueron evacuados ante la nube radiactiva que se formó, de unos treinta kilómetros cuadrados.

– 7 agosto 1979.- Un millar de personas resultaron contaminadas por la radiación emitida por una central secreta cerca de Irwin (Tennessee, EEUU).

– 8 marzo 1981.- Fuga de agua radiactiva procedente de la planta de Tsuruga (Japón), no dada a conocer hasta seis semanas después, a la que quedaron expuestas 300 personas.

– 26 de abril de 1986.- La explosión de un reactor en Chernóbil (Ucrania) causa el mayor accidente nuclear de la historia. Fueron arrojadas a la atmósfera unas 200 toneladas de material fisible con una radiactividad equivalente a entre 100 y 500 bombas atómicas como la que fue lanzada sobre Hiroshima. Según los expertos ucranianos, Chernóbil se cobró la vida de más de 100.000 personas en Ucrania, Rusia y Bielorrusia, cifra que organizaciones ecologistas, como Greenpeace, elevan hasta 200.000

– 13 de septiembre de 1987.- Un accidente radiactivo provocado por la contaminación una cápsula de cesio-137 en la ciudad brasileña de Goiania causa cuatro muertos y 240 heridos.

– 30 septiembre 1999.- Una fuga de uranio en una central de combustible nuclear de la empresa JCO en Tokaimura (Japón) provoca la muerte de dos operarios y otras 438 personas resultan afectadas por las radiaciones.

– 6 abril de 1993.- La explosión de un contenedor lleno de una disolución de uranio en la planta secreta de Tomsk-7 (Siberia, Rusia), dedicada al reprocesamiento de combustible nuclear, ubicada a 20 kilómetros de la ciudad de Tomsk (500.000 habitantes), contaminó unos 1000 kilómetros cuadrados.

– 9 agosto 2004.- Cinco trabajadores mueren a consecuencia de un escape de vapor en la sala de turbinas de uno de los reactores de la planta nuclear de Mihama (Japón).

– 8 abril 2008.- Al menos dos muertos por una fuga de gas en la central nuclear de Khushab (Pakistán) por la que fue evacuada la población en un radio de 16 kilómetros.

www.iaea.org/