Si las sales fundidas convencionales se derriten a 300°C y pueden funcionan hasta los 565°C, Halotechnics ha desarrollado una sal fundida que tiene el mismo punto de fusión, pero es capaz de funcionar a temperaturas de 7