El nuevo programa sustituirá al Plan de Energías Renovables (PER) 2005-2010, en cuyo balance se aprecia un desequilibro en el grado de implantación de las distintas tecnologías.

El Ministerio de Industria tiene avanzado el nuevo Plan de Energías Renovables para el periodo 2011-2020 y presentará en la segunda semana de mayo sus líneas maestras, entre ellas la que incluye un incremento de casi el 60% en el peso de las renovables (eólica, fotovoltaica, termosolar) sobre el consumo final de energía.

El nuevo plan elevará del 13,2% actual al 20,8% la participación de las energías renovables en el consumo final, incluido transporte por carretera. Para ello, estas tecnologías pasarán del 32,2% al 38,5% en la generación eléctrica.

España, señala Industria, quiere y debe aprovechar su liderazgo mundial en energías renovables, así como ahondar en la internacionalización de las empresas del sector y cumplir los objetivos comunitarios para 2020. El plan ha sido elaborado por la Secretaría de Estado de Energía y de su seguimiento se hará cargo el Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético (IDAE).

El nuevo programa sustituirá al Plan de Energías Renovables (PER) 2005-2010, en cuyo balance se aprecia un desequilibro en el grado de implantación de las distintas tecnologías, pero unos resultados globales mejores que lo esperado. El consumo final de energía de origen renovable se ha situado al cierre del plan en el 13,2%, por encima del objetivo del 12%, mientras que la presencia de estas tecnologías en la generación de electricidad es ahora del 32,3%, frente al 29,4% previsto. 

La eólica ha cumplido en un 104% el objetivo al instalar 20.871 megavatios (MW), apenas 700 MW más que los previstos. No obstante, la fotovoltaica ha multiplicado casi por diez el objetivo de 400 MW y alcanza 3.787 MW, mientras que la energía solar termoeléctrica lo ha triplicado, al alcanzar 632 MW.

www.mityc.es/