Presidente de la asociación solar europea Estela hasta el año pasado y de la española Protermosolar desde 2016, tras ocupar ocho años la secretaría general de de esta asociación, que aglutina un centenar de empresas, Luis Crespo siempre ha estado ligado a las renovables y a la tecnología. Lo ha hecho a través de un sinfín de proyectos y organismos que dan fe de su extraordinaria capacidad y de sus convicciones. Ahora se jubila, y pasa el testigo de Protermosolar a Gonzalo Martín Barrera.

Luis Crespo se va después de un intenso trabajo, habiendo sido partícipe de la promoción y construcción de 50 centrales termosolares en España y, como él mismo dice, “con la satisfacción de que, tras una década en la que han demostrado su fiabilidad, el papel ha sido entendido, apreciado y tenido en cuenta con los nuevos 5 GW previstos de energía termosolar en la planificación de la futura flota de generación de nuestro país”.

“El futuro de la electricidad es exclusivamente renovable”, y ese futuro, convertido ya en presente, ha sido posible en parte gracias a él. En 1976, Luis Crespo iniciaba sus actividades termsolares en la antigua CASA (hoy EADS) y en 1979 llegaba a la Plataforma Solar de Almería, impulsando en este centro de referencia mundial en termosolar una brillante y larga carrera ligada a las renovables y a la tecnología.

Doctor ingeniero aeronáutico y diplomado en Sociología, Crespo ha sido director general en CTAER (Centro Tecnológico Avanzado de Energías Renovables de Andalucía), subdirector general del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) y director del Instituto de Energías Renovables (IER). Representó a España en el Comité de Energías Renovables del 2º Programa Marco de la DG XII de la UE y participó en la evaluación de los programas SPRINT y VAUE europeos.

Ha participado, asimismo, en un gran número de comités tecnológicos y empresariales internacionales así como en grupos de trabajo para la definición de programas nacionales y regionales de desarrollo tecnológico. También ha sido miembro fundador de varias asociaciones y organizaciones nacionales e internacionales en los campos energético, medioambiental y de I+D. Además, ha publicado infinidad de artículos, ha hecho contribuciones a libros, ha participado en más de un centenar de congresos y seminarios y ha impartido cursos master en áreas de energía, gestión de la tecnología y gestión de empresas.

Esta larga trayectoria ha llevado a Luis Crespo a convertirse en una de las voces más autorizadas del mundo en materia de tecnología termosolar. Durante unos meses más seguirá presidiendo la asociación Protermosolar, básicamente en tareas de representación y asesoramiento, y cuya dirección queda ahora en manos de Gonzalo Martín Barrera. Un buen relevo, ya que Gonzalo Martín Barrera es ingeniero de telecomunicaciones, master en energías renovables (ESI), MBA en Copenhagen Business School y doctor por la Universidad de Sevilla. Ha trabajado en Abengoa casi ocho años (2007-2016) y posteriormente en Atlantica Yield, donde he estado coordinando proyectos termosolares en España y dirigiendo una central termosolar en Sudáfrica (residiendo allí los últimos dos años). Así que, pese a su juventud, experiencia no le falta para ponerse al frente de la asociación.