La sede de Caja Rural de Asturias ha sido este lunes el escenario de los fallos de los Premios Ingeniero 2016 que en esta ocasión han sido otorgados a Sabino García Vallina, de la empersa TSK, en su categoría de ‘Gran Trayectoria Profesional’ y a Jorge Luis Rodríguez, de Vectium, en la categoría de ‘Proyección de futuro’.

El presidente del jurado, Enrique Macián Cardete, presidente de Dupont Ibérica, ha destacado que el fallo se ha tomado por unanimidad pero, eso sí, tras un complicado proceso de debate dada la categoría de los aspirantes.

“Es difícil decidir porque hay que elegir sólo a un ganador por cada categoría y la calidad de los candidatos es alta”, ha indicado macián, que ha animado a presentarse a más gente dada la alta calidad de los ingenieros en Asturias y de las escuelas de ingeniería de la región.

Macián ha destacado además el peso de la industria en el principado que supone casi el 22% del PIB, una cifra muy superior a la media estatal y ha indicado que aunque en Asturias “somos muy dado a quejarnos y flagelarnos” el nivel del sector industrial es bueno.

Sabino García Vallina, de TSK

El jurado, presidido por Macián, ha estado compuesto por Félix Baragaño Suárez, presidente de la Cámara de Comercio de Gijón; Juan Carlos Campo Rodríguez: director de Escuela Politécnica de Ingeniería de Gijón de la Universidad de Oviedo y secretario del jurado; Alberto González Menéndez, director general de la FADE; Marcelino Gutiérrez González, director del diario El Comercio; Juan Vicente Piñera Haces, director general de FLUOR S.A en Asturias ; José María Quirós Rodríguez, presidente de Caja Rural de Asturias y Ángeles Rivero Velasco, directora del diario La Nueva España.

En su acta ha destacado de Sabino garcía Vallina, su “labor tanto técnica como de gestión en la empresa TSK, que ha tenido un gran crecimiento en los últimos años y se ha colocado como puntera a nivel nacional y una de las empresas líderes mundiales en energía termosolar.

Además han destacado que se trata de una empresa que ha creado y sigue creando cientos de puestos de trabajo en Asturias y que mantiene una importante colaboración con la Universidad de Oviedo.

Por su parte, de Jorge Luis Rodríguez, han destacado su labor en la oficina de la empresa Vectium en Oviedo colando a la misma en una situación puntera en Ingeniaría de Tráfico y de Transportes.

El jurado ha valorado además su amplia formación internacional que ha traído consigo al Principado y su actividad divulgadora, emprendedora e innovadora en el ámbito de la propia empresa.